La Formulación Magistral nace junto al ejercicio de la Medicina como una herramienta terapéutica que le permite al médico tratante prescribir un preparado farmacéutico diseñado y adaptado a las necesidades específicas de un paciente.

Algunos Beneficios del Recetario Magistral

El médico prescribe a su paciente la dosis ajustada a su necesidad específica.
Combina los medicamentos de acuerdo a su necesidad real.
La formula es específica y no puede ser utilizada por otro paciente que puede tener requerimientos y necesidades diferentes.
La prescripción magistral no se puede repetir sin la autorización del médico tratante.
La formulación se puede elaborar en diferentes presentaciones farmacéuticas según sea la necesidad del paciente.
El costo de los medicamentos prescritos por fórmula magistral es sensiblemente menor.
La formulación magistral permite la utilización de drogas que la Industria Farmacéutica ha descontinuado su uso y que para determinadas patología mantienen su utilidad.
Frente al uso de varios medicamentos en sus respectivas presentaciones, la elaboración magistral puede simplificar la administración al formular varios medicamentos en una presentación común.